FRANCIA / En los cinturones de las grandes ciudades

Manuel Valls reconoce que en Francia hay 'apartheid social'

( 0 Votos )
a / A
Larger Font Smaller Font

El primer ministro reconoce que existen ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda | Luchar contra estas desigualdades llevar谩 'al menos una generaci贸n', dice el l铆der galo

20150123-3
El primer ministro franc茅s, Manuel Valls, durante su intervenci贸n en la Asamblea Nacional.聽AFP

(PAR脥S, 20/01/2015) En 1995, el estreno de la pel铆cula 'La haine' ('El odio') mostraba una realidad oculta para muchos ciudadanos franceses: la gestaci贸n de un聽problema de integraci贸n, paro, violencia y exclusi贸n social en los cinturones de las grandes ciudades galas, sobre todo en Par铆s y Marsella (una poblaci贸n con 250.000 musulmanes). Ese volc谩n entr贸 en erupci贸n en 2005 en el barrio de Clichy-sous-bois, cerca de la capital, cuando dos j贸venes murieron accidentalmente en una persecuci贸n policial. Ardieron en una noche 500 coches y estas llamas pusieron en el mapa las reivindicaciones de una sociedad en sombras.

Manuel Valls evoc贸 entonces el problema de integraci贸n que sufren estas poblaciones olvidadas por el Estado y volvi贸 a hacerlo el lunes. Los聽atentados de Par铆s, perpetrados por terroristas nacidos y criados en Francia, han abierto estas heridas de 2005 que nunca llegaron a cerrarse.

Valls habl贸 de "relegaci贸n perif茅rica", de guetos e incluso admiti贸 la existencia de un "apartheid territorial, social y 茅tnico" en el pa铆s.

El dirigente galo aprovech贸 el habitual encuentro de principios de a帽o con los periodistas para reconocer que en la periferia de las grandes ciudades聽muchos franceses sufren el olvido de las administraciones y la discriminaci贸n.

Reconoci贸 que existen ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda, que Francia no ha sabido integrar a sus inmigrantes y que este es "un desaf铆o" a煤n pendiente. Valls habl贸 de "relegaci贸n perif茅rica", de guetos e incluso admiti贸 la existencia de un "apartheid territorial, social y 茅tnico" en el pa铆s. "Estos d铆as se han puesto de manifiesto muchos de los males que acechan a nuestro pa铆s y los desaf铆os a los que nos enfrentamos. A esto hay que a帽adir las fracturas y las tensiones que se han forjado durante demasiado tiempo", se帽al贸 el primer ministro.

En聽Francia viven cinco millones de musulmanes, la mayor铆a en estas barriadas de ciudades como Par铆s o Marsella. Sus vecinos denuncian la dejadez del Estado, la聽falta de infraestructura, de colegios y de centros sanitarios. La mitad de la poblaci贸n de las llamadas Zonas Urbanas Sensibles (ZUS) no tiene ninguna titulaci贸n, frente al 20% de los residentes de otras zonas, y el paro juvenil es muy superior, con tasas de entre el 40% y el 60%, seg煤n datos del Observatorio de las Desigualdades.

"Despu茅s se olvida todo, eso es as铆.聽Hoy nos acordamos de los disturbios de 2005 y, sin embargo, los estigmas siguen estando presentes", dijo Valls, que reconoci贸 que en muchas de estas zonas sensibles hay聽"miseria social, discriminaciones cotidianas porque no se tiene un buen apellido o el buen color de piel o porque se es mujer".

El Gobierno, dijo Valls, pretende luchar contra las desigualdades, aunque reconoci贸 que esta labor llevar谩 tiempo, "al menos una generaci贸n". Tambi茅n insisti贸 en que聽hay que distinguir entre estos j贸venes y los terroristas radicales.

Este martes聽el Ejecutivo franc茅s aprobar谩 nuevas medidas para luchar contra el terrorismo. Las autoridades estiman que m谩s de 1.200 franceses participan en grupos yihadistas en聽Irak y聽Siria, un 130% m谩s que hace un a帽o, seg煤n datos publicados el lunes.

Fuente: ELMUNDO.ES / RAQUEL VILLA脡CIJA

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POL脥TICA DE COOKIES puede obtener m谩s informaci贸n sobre las mismas.

Para la instalaci贸n de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: