CÁRITAS, INCOMUNICADA, EVALÚA LOS DAÑOS

JAPÓN: El Ejército de Salvación aloja y alimenta a los trabajadores que no pudieron regresar a casa por el terremoto

( 1 Voto )
a / A
Larger Font Smaller Font

salvation-armyLa organización protestante abre sus instalaciones territoriales para alojar y servir comida y bebidas calientes a los trabajadores que no pudieron regresar a sus casas por la suspensión del transporte público. Ayer por la noche enviaban un equipo a Sendai, la ciudad más dañada, con provisiones básicas.

El terremoto de 8,9 de magnitud – el más fuerte en los últimos 140 años-, y los tsunamis subsiguientes, con olas de 10 metros, han causado ya un número aún indeterminado de víctimas mortales y desaparecidos, además de provocar incalculables daños materiales, especialmente en la ciudad de Sendai, unos 400 km al norte de Tokio. Como si esto fuera poco, el país y el mundo entero están con el corazón en un puño temiendo la explosión de la central nuclear de Fukushima, cuyas consecuencias podrían ser ya de naturaleza apocalíptica. 50 países con costas sobre el Pacífico están en situación de alerta.

El transporte público en Tokio está suspendido;  hay  cantidad de carreteras, puentes y vías férreas destruidas en un tercio del país y las comunicaciones telefónicas están interrumpidas en muchos lugares, lo que dificulta las labores de ayuda humanitaria.

"Todavía estamos recogiendo información en este momento, pero en la actualidad no somos capaces de comunicarnos por teléfono. Los teléfonos móviles también están fuera de servicio ", se lamentaba Daisuke Narui, Director Ejecutivo de Caritas Japan.

aev0024Mientras tanto, el Ejército de Salvación, organización protestante con sede en el país, comenzó a prestar ayuda de forma inmediata, según informan en su página web:

“El ejército de Salvación en Japón está respondiendo al terremoto y al tsunami que trajo la devastación al norte del país. Las comunicaciones y los viajes se han visto muy afectados por el desastre y,  de momento, el verdadero coste de vidas humanas y bienes, solo puede ser adivinado.

La ciudad más dañada es Sendai, a unos 400 km al norte de Tokyo. El Comisionado Makoto Yoshida, responsable del Ejército de Salvación en territorio japonés, visitó los distritos barriales de Tokyo e informó: “Nuestro edificio se balanceaba enormemente. Nos costó mucho mantenernos de pie y muchos de nosotros estábamos realmente asustados”.

“Estamos enviando un equipo a Sendai esta noche (11 de marzo), y mañana empezaremos a suplir las necesidades básicas y a evaluar el nivel de los daños para poder decidir qué más podemos hacer”, añadió Yoshida.

El transporte público en Tokyo fue suspendido por el terremoto dejando a muchos pasajeros sin poder regresar de sus trabajos. El Comisionado Yoshida dijo: “Abrimos nuestro salón en la planta baja de las sedes territoriales a los que no pudieron ir a casa. Les servimos bebidas calientes y comidas empaquetadas.

El General Shaw Clifon, responsable internacional del Ejército de Salvación, ya se ha puesto en contacto con el Comisionado para asegurarle las oraciones y el apoyo de la organización en todo el mundo”.

Fuente: Caritas Japan, Salvation Army in Japan / Actualidad Evangélica

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POLÍTICA DE COOKIES puede obtener más información sobre las mismas.

Para la instalación de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: