SIN 脕NIMO DE OFENDER

El Papa tiene raz贸n

( 1 Voto )
a / A
Larger Font Smaller Font

Las afirmaciones hechas por el papa Francisco en v铆speras del "Centenario del genocidio armenio" han provocado una reacci贸n vehemente por parte de las autoridades turcas. Pero el Papa tiene raz贸n y su gesto no deber铆a extra帽arnos.

20150414-2
El papa Francisco, junto al patriarca Karekin II, cabeza de la Iglesia cat贸lica armenia, el pasado domingo

(JORGE FERN脕NDEZ, 14/04/2015) | El papa Francisco asegur贸 el pasado domingo 12 de abril que los armenios fueron las v铆ctimas del 鈥減rimer genocidio del siglo XX鈥. Sus palabras se produjeron durante el saludo inicial a los participantes de la misa por el centenario del "martirio" armenio, celebrada en la bas铆lica de San Pedro y en la que se proclamaba doctor de la Iglesia a San Gregorio di Narek.

Poco se tard贸 el Ministerio de Exteriores turco en reaccionar, calificando las palabras del pont铆fice de 鈥渋naceptables鈥 y llamando a consultas a su embajador ante el Vaticano.

鈥淓n el siglo pasado la humanidad vivi贸 tres grandes tragedias sin precedentes. La primera, que est谩 considerada en general como el primer genocidio del siglo XX, golpe贸 a su pueblo armenio, la primera naci贸n cristiana, as铆 como a cat贸licos y ortodoxos sirios, asirios, caldeos y griegos鈥, dijo Francisco, palabras que el patriarca Karekin II, cabeza de la Iglesia cat贸lica armenia, agradeci贸 al final de la misa.

Subray贸 el Papa que en aquellos momentos, cuando el pueblo armenio formaba parte del Imperio Otomano, "fueron asesinados obispos, sacerdotes, religiosos, mujeres, hombres, ancianos e incluso ni帽os y enfermos indefensos".聽A este primer genocidio del siglo pasado le sucedieron, seg煤n Jorge Bergoglio, otros dos: el nazismo y el estalinismo.

20150414-2b
Una columna de armenios es llevada a un campo de prisioneros por soldados otomanos, abril de 1915 | (Foto: Publicada por la Cruz Roja estadounidense, fue la primera foto publicada en los EEUU anterior a Enero de 1923)

ROMPIENDO EL NEGACIONISMO

Veinte pa铆ses y 42 estados de los EE. UU., han reconocido formalmente como 鈥済enocidio鈥 las matanzas perpetradas por el llamado 鈥淕obierno de los J贸venes Turcos鈥 durante la Primera Guerra Mundial, en plena ca铆da del Imperio Otomano, durante la deportaci贸n forzosa de la poblaci贸n armenia iniciada en Estambul el 24 de abril de 2015, en la que fueron asesinados 1.500.000 armenios. Las amenazas por parte del Gobierno de Turqu铆a, de romper relaciones, acuerdos comerciales y militares con los pa铆ses que se sumen a este reconocimiento, han surtido efecto, y pa铆ses como聽Estados Unidos,聽Israel, el聽Reino Unido,聽Alemania聽o聽Espa帽a聽no utilizan el t茅rmino聽genocidio para referirse a estos hechos.

"...comparto con Bergoglio el privilegio de tener buenos amigos (en mi caso tambi茅n parientes), dentro de la comunidad armenia argentina"

Pese a ello, Francia y Bruselas mantienen con firmeza su veto contra la integraci贸n de Turqu铆a en el seno de la UE, por causa de este negacionismo. (Llama especialmente la atenci贸n que Israel sea uno de los estados que no reconoce el genocidio armenio, aunque puede que sea por temor a las represalias contra la comunidad jud铆a turca).

A poco m谩s de una semana de cumplirse cien a帽os de esa tragedia, el Papa 鈥渟e ha mojado鈥 a favor de la causa armenia y ha irritado al gobierno de Turqu铆a.

Personalmente, no me extra帽a este gesto del Papa (que aplaudo y que agradezco), ya que comparto con Bergoglio el privilegio de tener buenos amigos (en mi caso tambi茅n parientes), dentro de la comunidad armenia argentina 鈥搖na de las m谩s importantes de la di谩spora mundial de ese pueblo sufrido y laborioso--, la mayor铆a de ellos hijos y nietos de supervivientes de ese, 鈥渆l primer genocidio del siglo XX鈥.

20150414-2a

"Hayrig" narra la historia de Agop Bedrossian, superviviente del
genocidio armenio

Ignoro 鈥揳unque es probable鈥攕i el Papa ha le铆do 鈥淗ayrig鈥 (鈥淧ap谩, en armenio鈥), o 鈥淢orir en Marash鈥, ambos libros del Dr. Eduardo Bedrossian. Tampoco s茅 si, como en mi caso, tuvo la oportunidad de escuchar de primera mano el relato de Agop Bedrossian, padre del citado autor y superviviente de aquellas matanzas.

LA HISTORIA DE AGOP, UN NI脩O QUE ESCAP脫 DEL TERROR

Si fuera as铆, le habr谩 pasado como a m铆 cuando, por ejemplo, asistimos recientemente con espanto al cruel asesinato (por degollamiento), de los 21 m谩rtires de Tr铆poli en las playas de Libia, a manos de Isis. Se habr谩 acordado como yo, de aquel estremecedor relato al que asist铆, en la Iglesia Congregacional Armenia de la calle Avellaneda, en Buenos Aires, cuando Agop 鈥搎ue ya ten铆a cerca de 90 a帽os鈥攔ecordaba entre l谩grimas el momento en que degollaron a su madre delante de sus ojos.

Agop era apenas un adolescente cuando es deportado junto a su madre y sus hermanos. Despu茅s de meses de deambular de pueblo en pueblo en las condiciones m谩s inhumanas, llegan a una monta帽a donde les prometen que les dar谩n ropa y comida, pero del otro lado escuchan los gritos desgarradores de los que son asesinados. Su madre, Mar铆a, toma un pu帽ado de tierra y lo pone en las bocas de Agop y sus peque帽os hermanos como si fueran los sagrados sacramentos. 鈥淗ijos, en un momento estaremos en la presencia de Cristo鈥. Ella es degollada con una espada y 茅l golpeado en la cabeza y dado por muerto. Lo arrojan a una fosa com煤n poblada de cad谩veres donde por horas simula estar muerto. Cuando los asesinos turcos se van, s贸lo unos pocos ni帽os sobreviven, 茅l se va con un 谩rabe que lo toma para pastorear sus ovejas y salva su vida. Posteriormente llega como refugiado hasta Alepo (Siria), y de ah铆 es embarcado con otros armenios hacia Argentina, donde empieza una nueva vida.

EL GRITO SOFOCADO

jorge4

Quiz谩s esas im谩genes rondaban en la cabeza de Francisco cuando este domingo afirm贸: "Asistimos cotidianamente a cr铆menes atroces, a masacres sangrientas y a la locura de la destrucci贸n. A煤n escuchamos el grito sofocado de muchos hermanos inermes, que a causa de su fe en Cristo o de su pertenencia 茅tica son p煤blicamente asesinados, decapitados, crucificados o quemados vivos".

El negacionismo turco es tambi茅n un intento de sofocar un grito: el de un mill贸n y medio de armenios, cuya sangre clama al cielo desde las colinas, monta帽as y valles de Cilicia, Kayseri, Medzp铆n, Tel Ermen铆, Mard铆n, Marash鈥

Pero Francisco tiene raz贸n; el grito a煤n se escucha

Y somos muchos los que lo o铆mos.

Autor:聽Jorge Fern谩ndez

Noticias relacionadas:

. Los armenios del mundo recuerdan, mientras siguen esperando justicia (26/04/2013)

漏 2015. Este art铆culo puede reproducirse siempre que se haga de forma聽gratuita聽y citando expresamente al autor y a ACTUALIDAD EVANG脡LICA.Las opiniones de los autores son estr铆ctamente personales y no representan necesariamente la opini贸n o la l铆nea editorial de Actualidad Evang茅lica.

Otros Art铆culos de Jorge Fern谩ndez

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POL脥TICA DE COOKIES puede obtener m谩s informaci贸n sobre las mismas.

Para la instalaci贸n de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: