BUEN FIN DE SEMANA

Completar

( 1 Voto )
a / A
Larger Font Smaller Font

cristian-francoCRISTIAN FRANCO, 06/12/2013 |¬†‚ÄúQuiero que sientan la satisfacci√≥n que implica completar un proyecto‚ÄĚ. Palabras m√°s, palabras menos, nuestro profesor de ilustraci√≥n de libros infantiles emple√≥ dicha frase para motivarnos como alumnos a realizar y concluir una tarea que nos asign√≥ como parte de nuestro proceso de aprendizaje. Y estaba en lo cierto. Eso fue exactamente lo que experiment√© cuando lleg√≥ el d√≠a se√Īalado y coron√© mi esfuerzo con la entrega del trabajo.

Esto me llevo a pensar en la cantidad de ‚Äúcabos sueltos‚ÄĚ con los que solemos acostumbrarnos a vivir en nuestro tiempo. Como si nos resultara muy dif√≠cil llegar a la realizaci√≥n de los objetivos, por no mencionar la incapacidad para siquiera sostener los primeros pasos del trayecto.

Ocurre todos los días:

‚ĶMatrimonios que se diluyen al cabo de pocos a√Īos.

…Carreras de estudio que se dilatan indefinidamente.

…Libros que terminan en un estante sin que la lectura transcurra más allá del promedio.

…Composiciones musicales que nunca pasan de los primeros acordes.

‚ĶResoluciones de A√Īo Nuevo que mueren en marzo‚Ķ tal vez abril‚Ķ seguro en mayo.

‚ĶSue√Īos que se esfuman ante la primera escaramuza.

…Dietas cíclicas que comienzan cada lunes (y concluyen cada martes).

Son muchos los motivos y variadas las razones que podr√≠amos enunciar para dar explicaci√≥n que justifique tal o cual abandono. Y gran parte de ello probablemente sea valedero. Pero aqu√≠ sencillamente deseo llamar nuestra atenci√≥n a esa tendencia humana que atraviesa toda cultura y regi√≥n y que nos lleva a no concluir ni completar ni acabar aquello que oportunamente comenzamos. ¬ŅQu√© nos ocurre?

De mi propia experiencia puedo se√Īalar tres causas principales: temor a enfrentar el fracaso o a vivir con el √©xito, sentido de comodidad y tranquilidad de no exigirme m√°s de lo ‚Äúnormal‚ÄĚ, y falta de disciplina sostenida en el tiempo.

Tal vez podamos aprovechar estos √ļltimos d√≠as del a√Īo (o los primeros del pr√≥ximo) para repensar nuestra realidad. Quiz√° debamos reducir la cantidad de planes y proyectos a fin de concentrarnos en menos cosas. A lo mejor necesitemos bajar las expectativas en cuanto a la obtenci√≥n de los resultados sin dejarnos llevar por la agitaci√≥n del ‚Äú¬°Llame ya, llame ahora!‚ÄĚ tan t√≠pica de nuestro tiempo. Probablemente tengamos que redise√Īar nuestro calendario (dentro de nuestras posibilidades) para conceder m√°s tiempo a lo que estamos emprendiendo. Y seguramente debamos alimentar nuestra voluntad a fuerza de lograr metas menores que nos ayuden a llegar al objetivo final.

Porque ninguno de nosotros desea vivir en frustración y desánimo continuos. Queremos experimentar la satisfacción que significa completar los planes, deseos y proyectos.

Autor: Cristian Franco

¬© 2013. Este art√≠culo puede reproducirse siempre que se haga de forma¬†gratuita¬†y citando expresamente al autor y a ACTUALIDAD EVANG√ČLICA como fuente.

Otros Artículos de Cristian Franco

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POL√ćTICA DE COOKIES puede obtener m√°s informaci√≥n sobre las mismas.

Para la instalación de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: