MISIÓN GLOCAL (GLOBAL Y LOCAL)

Llamados a ser pueblo peregrino

( 1 Voto )
a / A
Larger Font Smaller Font

carlos-scott2

(CARLOS SCOTT, 31/10/2013) |

“El Altísimo no habita en casas construidas por manos humanas” (Hch. 7:48)

Esteban era una persona llena de gracia y del poder de Dios. Hacia grandes prodigios y señales milagrosas entre el pueblo. Con él se pusieron a discutir ciertos individuos y como no podían hacer frente a la sabiduría ni al Espíritu con que hablaba, instigaron a unos hombres a levantar calumnias, agitar al pueblo, a los ancianos y a los maestros de la ley. Ellos decían que Esteban “blasfemaba contra Moisés y contra Dios” (Hch 6:8-15)

Se apoderaron de Esteban y lo llevaron ante el Consejo de gobierno entre los judíos presentando testigos falsos en su contra. Lo acusaron diciendo: “Este hombre no deja de hablar contra este lugar santo y contra la ley”.  Se trataba de una denuncia muy grave, ya que el templo y la ley eran las posesiones más preciosas y sagradas de los judíos.

Esteban era una persona que hablaba con autoridad dado que su vida resplandecía en señal de la presencia del Espíritu de Dios. Su respuesta ante las acusaciones es un largo discurso sobre la historia de Israel (Hch 7:2-53). Su argumento se basó en que los grandes personajes del Antiguo Testamento nunca pensaron que Dios pudiera quedar contenido en edificios construidos de hombres.

“Para respaldar su concepto, eligió cuatro épocas principales, dominadas por cuatro personajes importantes. Primero, Dios se apareció a Abraham en la idolatra Mesopotamia. Segundo, Dios estuvo con José en una cárcel egipcia. Tercero, Dios estuvo con Moisés en las tres etapas de su vida. Cuarto, aunque David y Salomón construyeron el templo, sabían muy bien que el Altísimo no mora en edificios” [1] (1 R 8:27)

“Según Esteban, el Dios de Israel es un Dios de peregrinos, que va delante de su pueblo, y que no puede circunscribirse a un solo lugar. Sobre todo ‘Dios no habita en templos hechos de mano’. La religión del Templo pretende precisamente todo lo contrario: circunscribir a Dios a un templo hecho de manos” [2]

Esteban afirma que Israel perdió el camino. Los confronta con su terquedad, con la dureza de corazón y la torpeza en escuchar. Les dice que son iguales que sus antepasados: “¡Siempre resisten al Espíritu Santo!” y no obedecen la ley. “El Templo hechos de mano ha llevado a Israel a abandonar al Dios del tabernáculo en el desierto. Dios peregrino que va delante de su pueblo” [3]

Muchas veces corremos el peligro de amar más las instituciones que a Dios mismo. Queremos limitar nuestra obediencia al Templo, a ciertas tradiciones, costumbres y modelos. Estar cerca del templo no es sinónimo de estar más cerca de Dios.  El pueblo de Israel fue religioso pero con un corazón lejos de Dios. Debemos tener cuidado de limitar a Dios a ciertos lugares  Por mucho que nos quedemos en el ámbito de la religiosidad, la iglesia o el templo, Dios no se queda ahí.  Es el Dios de San Juan 3:16.

“Por consiguiente, el hilo común que corre a lo largo del discurso de Esteban es que el Señor es un Dios peregrino…  Siempre está llamando a su pueblo a nuevas aventuras en las que va con ellos mientras están en marcha” [4]

El interés particular de Lucas es mostrar la vida de Esteban en relación al desarrollo de la misión cristiana hacia el resto del mundo. “Su enseñanza mostró que en el Antiguo Testamento Dios ya estaba vinculado a la gente, no a los edificios. Del mismo modo, ahora Jesús estaba dispuesto a acompañar a su pueblo dondequiera que fuese. Esta seguridad es indispensable en la misión. El Señor se ha comprometido con su iglesia (prometiéndole que nunca la dejará) y con su Palabra (prometiendo que esta nunca pasará).

La iglesia de Dios está formada por personas, no en edificios y la palabra de Dios alude a las escrituras, no a las tradiciones. Mientras se preserven estos dos elementos esenciales, no importa si se hace necesario prescindir de los edificios y de las tradiciones. No debemos permitir que estos últimos aprisionen al Dios vivo o impidan su misión en el mundo” [5]

Quienes quisieron hacer callar a Esteban, en realidad lo que hicieron fue ampliar su mensaje y programa de servicio. La persecución hizo que el mensaje se extendiera hasta Antioquia de Siria y desde allí a todo el mundo. Quizás, como en el caso de Esteban los que se oponen al mensaje del evangelio pueden llevarnos a cumplir nuestra vocación y Dios puede estar usándolos a ellos para llamarnos a una nueva obediencia.

Dios quiere ampliar nuestra visión. Se nos invita a caminar por tierras extrañas, probar la aventura, ir de un lugar a otro y tomar nuevos desafíos. Nos hace un llamado para experimentar una nueva obediencia.

Finalmente Esteban vio la gloria de Dios y a Jesús a su diestra. Nuestro Dios está en el control de toda circunstancia. “Nadie que se nos oponga tiene más poder que el” [6]

PREGUNTAS PARA LA REFLEXIÓN

¿Qué significa e implica ser el pueblo peregrino de Dios?

¿Pueden nuestras estructuras, tradiciones y modelos obstaculizar la misión? ¿En qué casos? ¿Cómo podemos superar estos obstáculos?

¿Cuál es nuestra vocación? ¿Cómo podemos seguir ampliando el mensaje del evangelio y  servicio?


[1]Stott, John, Toda la Biblia en un Año, p. 156, Certeza Argentina, 2013

[2]González, Justo L, Hechos, Comentario Bíblico Hispanoamericano, p. 135, Editorial Caribe, 1992

[3]Ibíd., p. 136,  Editorial Caribe, 1992

[4]Ibíd., p. 156, Certeza Argentina, 2013

[5]Ibíd., p. 157, Certeza Argentina, 2013

[6]Ibíd., p. 141,  Editorial Caribe, 1992


Autor: Carlos Scott, Misión GloCal – Tinogasta 5684 (1408) CABA, Argentina.

TE. 0054-11-4642-1036, E-mail: misionGloCal@ciudad.com.ar, Blog: http://misionglocal.blogspot.com/ English Blog: http://glocalmission.blogspot.com/

© 2013. Este artículo puede reproducirse siempre que se haga de forma gratuita y citando expresamente al autor y a ACTUALIDAD EVANGÉLICA como fuente.

Otros artículos de Carlos Scott

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POLÍTICA DE COOKIES puede obtener más información sobre las mismas.

Para la instalación de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: