ferede logo_twitter logo_Facebook logo_yt ivoox logo_RSS
LO DIJO ANTE LA PONTIFICIA COMISIÓN DE LA BIBLIA

Papa Francisco: “La interpretación de la Escritura sólo es válida cuando es fiel a la Tradición y al Magisterio de la Iglesia Católica”

( 2 Votos )
a / A
Larger Font Smaller Font

20130418-1
El papa Francisco

(Redacción, 17/04/2013) El talante cordial y los gestos nobles del papa Francisco, así como las buenas relaciones que se le reconocen con los cristianos evangélicos (y otras confesiones) durante su período como cardenal arzobispo de la ciudad de Buenos Aires (Argentina), han dado lugar a un sinnúmero de comentarios y creado una gran expectación, dentro y fuera del rebaño católico.

Las primeras decisiones ejecutivas del Pontífice, creando un comité de sabios para reflexionar sobre las reformas que necesita la Iglesia Católica, han aumentado el interés por saber hasta dónde será capaz de llegar en dicha empresa. ¿Será una reforma estructural de fondo, o simplemente de formas? ¿Será capaz de revisar dogmas y prácticas criticadas dentro y fuera de la Iglesia Católica, mediante una relectura actual y rigurosa de las Sagradas Escrituras?

Desde luego, las expectativas en torno al nuevo Papa resultan incluso contradictorias, por lo que parecería imposible para nadie satisfacerlas todas.

“Existe una unidad inseparable entre la Sagrada Escritura y la Tradición, porque ambas provienen de una misma fuente” - Francisco

Por ejemplo, mientras que desde la WEA (Alianza Evangélica Mundial), su secretario general, Geoff Tunnicliffe, saludaba la elección del nuevo Papa con la esperanza de poder avanzar en el diálogo teológico y ecuménico, no faltan quienes -como el obispo emérito de Washington DC (Estados Unidos), Theodore McCarrick-, esperan que el nuevo Papa sea una suerte de revulsivo para inclinar la balanza desde la que, según creen, los católicos latinoamericanos [1] se están deslizando a los brazos de las iglesias evangélicas.

Pero, ¿qué es lo que realmente piensa y cree el papa Francisco? Algunos evangélicos muy reconocidos y cercanos a Bergoglio –como el evangelista argentino Luis Palau- han afirmado que el ex arzobispo de la ciudad de Buenos Aires es un asiduo lector de la Biblia y que promueve abiertamente su lectura y difusión. Y para muestra, señalan el conocimiento que éste demuestra en sus discursos del texto sagrado, así como su participación comprometida en actos de las Sociedades Bíblicas.

¿Significa eso que el actual Pontífice comparte un criterio ‘protestante’ respecto al “libre examen” de las Escrituras?

Un reportaje publicado por Magnificat.Tv –la televisión de un grupo católico denominado “Franciscanos por María”-, podría ser la respuesta a esa pregunta.

En este reportaje se recoge un resumen del discurso que el papa Francisco pronunció, recientemente, durante un encuentro con la Pontificia Comisión Bíblica, encabezada por su presidente, el arzobispo Müller.

MUY LEJOS DEL "SOLA ESCRITURA"

En dicho discurso, Francisco dejó claro que “la interpretación de la Escritura sólo es válida cuando es fiel a la Tradición y al Magisterio de la Iglesia Católica”.

El Papa afirmó que “las Sagradas Escrituras son el testimonio escrito de la Palabra divina, el memorial canónico que atestigua el evento de la revelación, razón por la cual, la Palabra de Dios precede y excede la Biblia”.

"Los escritos (eclesiales) como la Confesión de Augsburgo, los escritos de Lutero y de otros teólogos, no son Palabra de Dios, sino una interpretación útil de ésta, la cual se puede discutir, criticar
o aceptar"
(declaración de fe de la Iglesia Luterana)

De ahí que “nuestra fe no tiene sólo un libro, sino una historia de Salvación. Y sobre todo a una persona: Jesucristo, Palabra de Dios hecha carne”.

El Papa afirmó que “para comprender la Escritura adecuadamente, es necesaria la constante presencia del Espíritu Santo, que guía toda la verdad”. Es necesario “colocarse bajo la corriente de la gran Tradición, que bajo la asistencia del Espíritu Santo y la guía del Magisterio ha reconocido los escritos canónicos, como Palabra que Dios dirige a su pueblo y jamás ha dejado de meditarlos y de descubrir sus inagotables riquezas, tal como lo reconoció el Concilio Vaticano II en la Constitución dogmática de Edimburgo”.

Tras recordar que “existe una unidad inseparable entre la Sagrada Escritura y la Tradición, porque ambas provienen de una misma fuente”, el Papa explicó que de ahí se desprende que “el exegeta debe estar atento a percibir la palabra de Dios presente en los textos bíblicos, colocándola dentro de la misma fe de la Iglesia. La interpretación de las Sagradas Escrituras no puede ser sólo un esfuerzo científico individual, sino que debe ser siempre confrontada, insertada y autentificada por la Tradición viva de la Iglesia. Esta norma es decisiva para precisar la correcta y recíproca relación entre la exégesis y el Magisterio de la Iglesia”, dice el Papa.

“Los textos inspirados por Dios”, añadió el Pontífice, “han sido confiados a la comunidad de los creyentes -a la Iglesia de Cristo-, para alimentar la fe y guiar la vida de la caridad. El respeto de esta naturaleza profunda de las Escrituras, condiciona la misma validez y eficacia de la hermenéutica bíblica. Esto comporta la insuficiencia de toda interpretación subjetiva, o sencillamente limitada a un análisis incapaz de acoger en sí este sentido global que, en el curso de los siglos, ha constituido la Tradición del entero pueblo de Dios”.

Sin duda, una posición muy diferente a la defendida por las iglesias reformadas. Sirva como muestra la siguiente declaración, tomada de la confesión de fe de la Iglesia Luterana en lo referente a la relación entre la Escritura con el magisterio y la tradición eclesial: "Los escritos (eclesiales) como la Confesión de Augsburgo, los escritos de Lutero y de otros teólogos, no son Palabra de Dios, sino una interpretación útil de ésta, la cual se puede discutir, criticar o aceptar".

[1] Este diagnóstico parte de la presunción de que “todo latinoamericano” es “católico de nacimiento”, por el sólo hecho de haber nacido bajo la jurisdicción geográfica de una diócesis católica, o por haber sido bautizado en dicha fe por sus padres y padrinos, con independencia de que luego, en su desarrollo, la persona ignore o reniegue de los fundamentos de esa fe, y sin que exista un procedimiento claro y sencillo para quien desee ‘apostatar’.

Fuente: Religionenlibertad.com | Redacción: Actualidad Evangélica

HUMOR

Ver + en: Humor...

Noticias de FEREDE

Ferede

News image
FEREDE INFORMA / ¿EN QUÉ AFECTA A LAS IGLESIAS?

En junio se reanudan los plazos administrativos y procesales que fueron suspendidos durante el estado de alarma

Con carácter general, salvo algunas excepciones y reglas específicas, los plazos administrativos y procesales que fueron suspendidos por el estado ... [+]

Ferede

News image
CRISIS DEL CORONAVIRUS / RECOMENDACIONES PARA LAS IGLESIAS

FEREDE actualiza sus recomendaciones para las iglesias tras las últimas órdenes del Gobierno

Las últimas órdenes del 16 y 19 de mayo introducen las nuevas medidas aprobadas para la fase 2 ; las ... [+]

Ferede

News image
CRISIS DEL CORONAVIRUS / PLAN DE TRANSICIÓN “FASE 0,5”

¿Cómo afecta a las iglesias evangélicas la flexibilización de la FASE 0 anunciada por el Gobierno?

A pesar de esta nueva regulación que los medios han calificado de “FASE 0,5”, FEREDE sigue recomendando, tal y como ... [+]

Ver + en: Ferede
  • Lo + Leído

  • Últimas Noticias

DESTACADOS DE ACTUALIDAD EVANGÉLICA

LA IMAGEN /

suscribete_newsletter
publicidad_banner
banner_mundoprotestante
banner_bntv
banner_radioencuentro

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POLÍTICA DE COOKIES puede obtener más información sobre las mismas.

Para la instalación de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: