ferede logo_twitter logo_Facebook logo_yt ivoox logo_RSS
EN PERSPECTIVA

Que nadie quite al asno y al buey del establo

( 6 Votos )
a / A
Larger Font Smaller Font

quero125

(JUAN MANUEL QUERO, 19/12/2012) Navidad es el cumplimiento de una profecía ya pronunciada en el A.T. Aunque por otro lado, no se ha cumplido en la vida de muchas personas. En estos días las calles se llenan de luces; pero, ¿qué luz hay en nosotros mismos? Me entristecía oír a un político decir que no creía en Dios, pero sin embargo sí que admitía toda la celebración navideña como algo bueno. La Navidad parece seguir siendo algo ajeno a la vida de la persona en sí, tratándose como si fuese un festejo más; y a pesar de su calidez, se desentraña de su significado real.

Navidad es algo muy humano, entendiendo esto desde la concepción bíblica, para vivir, para poner en práctica lo que Dios nos ofrece. Navidad nos habla también de la humanidad de Jesús en tiempo de crisis. El buey y el asno nos hablan de esto, y me parece un error que el Papa y la Iglesia Católica digan ahora que hay que quitarlos de la narración navideña. Lo que hay que quitar son otras cosas, como la idolatría y las muchas supersticiones que hay alrededor de tantas teologías que se apartan de la base bíblica. Pero que nadie quite al asno y al buey (Isaías 1:3), porque estos son símbolos de Jesús en medio de nuestra necesidad, manifestando la realidad de Emmanuel («Dios con nosotros»).

Sigue habiendo mucha gente, que al igual que los docetistas de los primeros años de la era cristiana, no pueden entender que Dios se hiciera carne. Presenta a Jesús como una especie de espíritu descarnado, pero Dios está junto al buey y al burrico, frente a pastores y personas necesitadas. Pero hacerse carne no le hace imperfecto. Tentado en todo, pero sin pecado, nos dice la Biblia; para socorrernos, para aun estando entre pecadores y en medio de tinieblas ser la luz, que disipa los obstáculos y nos abre camino.

20121219-4Quizás para admitir en nosotros  a Dios, antes deberíamos sentir la necesidad que tenemos de él. Hemos de darnos cuenta que aunque nos hayamos acostumbrado a andar entre sombras, éstas no son más que «fantasmas» de una realidad que se percibe claramente cuando Dios no está con nosotros.

Estaba vaticinado por el profeta Miqueas (5:2) que Jesús nacería en Belén (casa de pan) también llamada Efrata por ser tierra habitada por el linaje de Efrat (1 Cr. 2:51; 4:4). Hoy llamada por los palestinos Bet-lahm. Esta fue ciudad de David y hogar de Rut y Booz. A 7 u 8 kilómetros de Jerusalén se encuentran lugares insignes, como los sitios donde vivieron Abraham, Isaac y Jacob. Allí se construyó lo que se considera el templo más antiguo del mundo la Iglesia de la Natividad, construida por Elena, la madre de Constantino (330). Bajo esta iglesia hay una gruta donde se cree que estuvo el pesebre. Allí mismo, se piensa que Jerónimo tradujo la Biblia al latín para que todos pudieran saber que una luz de salvación brilló en la oscuridad.

Es una pena que para muchos Navidad no sea más que una fiesta fijada en el siglo IV, cuando puede ser algo vivo, porque un niño es nacido, y como hijo nos es dado para pagar por nosotros y sufrir nuestros pecados, el cual es Admirable porque para nosotros puede ser:

-Consejero: Para guiarnos y así evitar en la oscuridad.

-Dios Fuerte: Poderoso para ayudarnos en todo lo necesario, donde el «yo no puedo» se convierte en «mi Dios puede».

-Padre para siempre: aunque le fallemos como hijos, el seguirá amándonos como Padre.

-Príncipe de esa paz: Incluso en tiempo tan belicosos como los nuestros.

Jesús no fue un reflejo histórico, una especie de luz fugaz ajeno a nuestra necesidad. Él es la luz que quiere iluminar también en nuestra vida. Y Navidad es esto, pues La luz vino al mundo y los hombres amaron más las tinieblas que la luz... (Jn. 3:19).  Jesús nos sigue recordando que él es la luz del mundo; y el que le sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida (Jn. 8:12). Si Jesús estaba junto a un buey y a un jumento, cuánto más nosotros, podemos acercarnos a él, a pesar de nuestros pecados.

Autor: Juan Manuel Quero

© 2012. Este artículo puede reproducirse siempre que se haga de forma gratuita y citando expresamente al autor y a ACTUALIDAD EVANGÉLICA

Otros Artículos de Juan Manuel Quero

Noticias de FEREDE

Ferede

News image
ENSEÑANZA RELIGIOSA EVANGÉLICA

Publicado el currículo de Enseñanza Religiosa Evangélica en el Boletín Oficial del Estado

Más de 345 docentes de ERE están impartiendo la asignatura en más de 1.144 centros, a más de 25.080 alumnos ... [+]

Ferede

News image
ENTREVISTA P+D / SOBRE LOS PASTORES JUBILADOS SIN PENSIÓN

Carolina Bueno: “No estamos pidiendo un privilegio, se trata de hacer justicia”

La secretaria ejecutiva de FEREDE explica la situación prolongada de discriminación de pastores protestantes que no pudieron cotizar y se ... [+]

Ferede

News image
FESTIVIDAD

Semana Santa, una ocasión para renovar nuestro amor y compromiso

FEREDE ha saludado a sus iglesias, a los fieles evangélicos, y a los amigos cristianos de otras confesiones, con motivo ... [+]

Ferede

News image
COMUNICACIÓN

FEREDE estrena nueva web institucional

Desde FEREDE se anima a todos a visitar el nuevo sitio web y hacerlo con regularidad, para estar informados de ... [+]

Ferede

News image
CAPELLANÍA EVANGÉLICA

FEREDE y el CEM anuncian la reanudación del servicio de capellanía evangélica en el CIE de Aluche

El servicio, que se presta en el marco de un convenio firmado en 2014 entre FEREDE y el Ministerio del ... [+]

Ver + en: Ferede
  • Lo + Leído

  • Últimas Noticias

Newsletter AE
publicidad_banner
banner_mundoprotestante
banner_bntv
banner_radioencuentro