OPINI√ďN / EL RINC√ďN DE WALTER

Dalyat el Carmel; el plan de fin de semana

( 5 Votos )
a / A
Larger Font Smaller Font

20201103 1

Mujer drusa de Dalyat el Carmel

(Walter Wasercier, 03/11/2020) En un pa√≠s como Israel, en donde pr√°cticamente no hay transporte p√ļblico durante el shabat, la pregunta que se formulan miles de familias israel√≠es cada viernes por la ma√Īana es a donde llevar la familia de paseo el fin de semana.

Para los que tuvimos la suerte de vivir varios a√Īos en el norte de Israel hab√≠a pocas discrepancias cuando sal√≠a el nombre de la aldea drusa de Dalyat el Carmel, situada en la parte oriental del monte Carmelo. Dalia, como com√ļnmente se le conoce, y su vecina Usafyie, tambi√©n otra aldea drusa, tienen los elementos necesarios para que todos y cada uno de los miembros de la familia se sientan a gusto.

Cuando se conjugan tiendas coloridas, restaurantes de comida típica oriental, vistas espectaculares del Monte Carmelo desde su otra vertiente y se le agrega la consabida lección de historia sobre el pueblo druso y su contribución al estado de Israel, hace que esta experiencia se pueda repetir una y otra vez como si fuera ésta la primera.

Quizás sea este el motivo por el que tanto y tan bien la conocen los israelíes, y tan poco los turistas que suelen llegar a la tierra de Israel quienes por primera vez (en su mayoría) oyen hablar de este pueblo tan pintoresco en su historia, creencias y, si me permiten, en la vestimenta de sus ancianos venerables.

Con vuestro permiso y disculp√°ndome por no profundizar en el contenido de las tiendas de Dalia y mucho menos en los numerosos y buenos restaurantes locales, quisiera a√Īadir algunas pinceladas sobre esta etnia.

Los drusos son un grupo √©tnico que tiene como lengua materna el √°rabe y cuya religi√≥n es √ļnica, en el sentido de que se separa del Islam en el siglo XI. Con un total de un poco m√°s de mill√≥n de drusos repartidos principalmente entre Siria, L√≠bano e Israel, donde se estima que su poblaci√≥n es de 120.000 habitantes, la etnia drusa ha llegado hasta puntos tan distantes como Venezuela donde habitan a√ļn unos 60.000 descendientes de este pueblo llegados a finales del siglo XVIII.

En cuanto a la lengua, los drusos hablan el √°rabe druso que es un √°rabe con leve acento sirio, y los que viven en Israel, adem√°s, dominan perfectamente el hebreo. En Israel y, como veremos a continuaci√≥n, est√°n totalmente integrados en la sociedad, formando parte del Tzahal o ej√©rcito de Israel desde el a√Īo 1957, cuando fueron reconocidos oficialmente como una religi√≥n, cosa que no aconteci√≥ en ninguno de los otros pa√≠ses mencionados. Valga la menci√≥n a que, a partir de ese mismo a√Īo, los drusos de Israel hacen el servicio militar obligatorio al igual que sus conciudadanos hebreos.

Sus or√≠genes se remontan al a√Īo 1021, cuando el califa de la dinast√≠a fatim√≠ Al Hakim  desaparece misteriosamente lo que provoca un movimiento m√≠stico alrededor de su figura.      A ra√≠z de ello, se expanden creencias en parte de la poblaci√≥n local que incluyen la consideraci√≥n de El Hakim como la encarnaci√≥n del esp√≠ritu de Dios y, acorde, se crea un movimiento que defiende esta tesis. Uno de los m√°s fervientes seguidores y creyentes de este movimiento fue conocido como Mohamed el Daraze, y es √©l quien propaga muchas de las creencias religiosas sobre las que reposa la base de esta religi√≥n que, por cierto, y como resultado de ello,  fue totalmente prohibida y por ende perseguida en el Egipto del siglo XI.

Mohamed el Daraze, al frente de miles de sus seguidores, deben escaparse de Egipto y se cobijan consecuentemente en lugares altos del oriente medio para as√≠ resguardarse de posibles enemigos, empezando por el Islam radical.  Es as√≠ como las altas monta√Īas del Oriente Medio se pueblan de seguidores de El Daraze  (quiz√°s se √©ste el origen de la palabra ‚Äúdruso‚ÄĚ) que con el correr del tiempo aprenden a convivir con el pa√≠s que les da cobijo.

De lo poco que ha trascendido sobre su religi√≥n y sus creencias religiosas,  ya que es secreta y nada dada al proselitismo,  sabemos acerca de su monote√≠smo, su creencia en la resurrecci√≥n de las almas, la aceptaci√≥n y cumplimiento de los 10 mandamientos, su respeto y honra a todos los profetas del juda√≠smo, del cristianismo y del islam, as√≠ como en los profetas drusos, empezando por Jetro suegro de Mois√©s.

Sabemos también que algunos de sus principales mandamientos son el cumplimiento de la palabra, la defensa a ultranza de la verdad, la protección del hermano tanto física como espiritual, su lucha contra la idolatría y, sobre todo, la aceptación en todo momento de la voluntad divina.

Los drusos tambi√©n tienen normas de conducta muy estrictas, tanto en la bebida como en la comida, y en las que el fumar no est√° bien visto. La humildad a la hora de vestir de la mujer,  el conformarse con poco y ser recatado son tambi√©n se√Īas de identidad y, para terminar esta muy breve introducci√≥n al mundo druso, diremos que entre sus fiestas m√°s importantes est√° la fiesta del sacrificio (Id el Adja), en fecha similar a la del mundo musulm√°n, as√≠ como varias fechas en las que se conmemora el nacimiento y la vida de sus profetas, entre los que destaca la fiesta del profeta Shueiv, que comienza el 24 de abril y suele durar 4 d√≠as.

En mayor o menor medida, es √©sta la explicaci√≥n que todo jefe de familia da a sus reto√Īos, antes o durante la visita a la aldea de Dalyat el Carmel, incluyendo a un servidor y su honorable compa√Ī√≠a.

Esta breve rese√Īa no puede terminar sin mencionar que, si le agregamos el elemento musical esta vez en forma de danza, tendremos el panorama completo. Se trata del famoso baile del Debka druso que suele ser bailado solo por hombres, pero que se ha hecho tan popular que ya forma parte del repertorio de cualquier escuela de baile a lo largo y ancho de Israel.

Pues bien, ¬Ņqu√© hacemos este fin de semana?

Hasta la próxima

Autor: Walter Wasercier

20180709 1b

*Walter Wasercier exdirector para Espa√Īa y Portugal de la compa√Ī√≠a de aviaci√≥n EL AL, Israel Airlines. Ha sido profesor en la escuela de Turismo de Jerusal√©n y gu√≠a-acompa√Īante de grupos evang√©licos en sus visitas a Israel. Nacido en Uruguay, hijo de una familia jud√≠a, emigr√≥ a Israel en los 70 donde estudi√≥ y se form√≥, para luego trabajar en varios pa√≠ses del mundo. Desde el mes de Julio de 2018, Wasercier, a trav√©s de un art√≠culo mensual, nos revelar√° an√©cdotas y conocimientos culturales, hist√≥ricos, b√≠blicos o arqueol√≥gicos relacionados con Tierra Santa.

ESCUCHE AQU√ć LA ENTREVISTA A W. WASERCIER PARA ACTUALIDAD EVANG√ČLICA (RADIO)

¬© 2020. Este art√≠culo puede reproducirse siempre que se haga de forma gratuita y citando expresamente al autor y a ACTUALIDAD EVANG√ČLICA. Las opiniones de los autores son estrictamente personales y no representan necesariamente la opini√≥n o la l√≠nea editorial de Actualidad Evang√©lica.

Otros Artículos de Walter Wasercier

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POL√ćTICA DE COOKIES puede obtener m√°s informaci√≥n sobre las mismas.

Para la instalación de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: