OPINI√ďN / REALIDAD AUMENTADA - por MATEUS RODRIGUES

Un premio tras la curva

( 3 Votos )
a / A
Larger Font Smaller Font

El autor de este art√≠culo traza una analog√≠a entre las √ļltimas noticias de la F√≥rmula 1 y la carrera de la vida y de la fe, hoy desafiada por un rival invisible al que esperamos poder adelantar...

CarlosSainzJr

Imagen de Carlos Sainz Jr, tras su reciente fichaje por Ferrari

(MATEUS RODR√ćGUES*, 19/05/2020) | Nos preguntamos cu√°ndo volveremos al p√≥dium, mientras intentamos devolverle al virus el adelantamiento que nos hizo. As√≠ tambi√©n en toda nuestra vida cada uno se depara con su gran rival, uno mismo, que nos frena en las curvas y nos hace dudar de la capacidad de llegar a la meta y obtener el premio.

Las informaciones sobre la pandemia actual acaparan las portadas de los medios de comunicaci√≥n y afectaron incluso el deporte, con la cancelaci√≥n de competiciones en todo el mundo. Pero durante este par√≥n hay una noticia que ha sido, quiz√°s, la m√°s importante en los √ļltimos meses para el deporte espa√Īol: Carlos Sainz Jr., piloto de F√≥rmula 1, correr√° por Ferrari a partir de la pr√≥xima temporada, ocupando el lugar del alem√°n Sebastian Vettel.

El hijo del campe√≥n de rallies Carlos Sainz ser√° a partir de 2021 el tercer espa√Īol en ocupar un monoplaza de Ferrari en la categor√≠a reina del automovilismo. Lo har√° tras el malogrado Alfonso de Portago, que corri√≥ 5 grandes premios en los a√Īos 50 ‚Äďobteniendo un p√≥dium‚Äď, y el bicampe√≥n Fernando Alonso, que a lo largo de sus 5 temporadas vistiendo el mono rojo fue tres veces subcampe√≥n (2010, 2012 y 2013).

Sin duda correr con Ferrari es el puesto más deseado, porque Ferrari es Ferrari, el equipo más mítico, más laureado, más conocido. Pero la marca del Cavallino Rampante, la hoy tan potente empresa del automóvil que empezó como equipo de carreras antes de la II Guerra Mundial, no construyó su leyenda de un día para otro, y no todo en su historia fue tan brillante como el rojo característico de sus coches. Tanto como empresa como escudería, Ferrari también tuvo salidas de pista, pinchazos y roturas de motor.

UNA HISTORIA CON MUCHAS CURVAS

Ferrari fue creada por el anta√Īo piloto italiano Enzo Ferrari, que empez√≥ su carrera pilotando para Alfa Romeo. Posteriormente, su incipiente equipo fue la secci√≥n de carreras de dicha marca y, tras un hiato, despu√©s de la Gran Guerra, se afianzar√≠a como fabricante de coches campeones en diversas categor√≠as. La marca tambi√©n pondr√≠a sus m√°quinas en las calles con sus emblem√°ticos coches deportivos.

enzoferrari

Ferrari, a los mandos de uno de los primero bólidos de su escudería - ABC, ELENAFERRARI.NET

Pero como si del circuito de M√≥naco se tratara, con su estrechez y curvas cerradas, Ferrari pas√≥ por √©pocas complicadas en una historia con muchos giros, empezando por los agridulces a√Īos 60. Si en la primera mitad de aquella d√©cada acumulaba t√≠tulos, especialmente varias victorias consecutivas en las 24 Horas de Le Mans, administrativamente la empresa no pasaba por buenos momentos. A punto de quebrar, su salvaci√≥n fue la venta al grupo FIAT; pero en los campeonatos las victorias desaparecer√≠an.

En esos tiempos el fabricante estadounidense Ford decidi√≥ entrar en el mundo de las carreras para alcanzar al p√ļblico joven, interesado en coches potentes y glamurosos. Para ello, sabiendo de la situaci√≥n econ√≥mica ferrarista, hizo una propuesta de compra de la marca italiana. Sin embargo, Enzo Ferrari no acept√≥ los criterios de la oferta y finalmente terminar√≠a cerrando un trato con FIAT.

Una situaci√≥n que le sent√≥ muy mal a Henry Ford II, que decidi√≥ poner muchos d√≥lares para desarrollar con √©xito sus propios coches competitivos y consegui√≥, como en una revancha, interrumpir la hegemon√≠a de Ferrari en Le Mans, triunfando tambi√©n en la F√≥rmula 1 con los motores desarrollados junto a Cosworth. Tal fue el impacto de la entrada de Ford en las carreras que la escuder√≠a italiana no volver√≠a a conquistar el mundial de constructores de F√≥rmula 1 hasta mediados de los a√Īos 70, iniciando otra buena fase que dur√≥ m√°s o menos una d√©cada.

Hoy uno mira el palmarés de equipos y motores y ve a Ferrari por encima de los demás. Sin embargo, esa ventaja en la Fórmula 1 no se consiguió hasta casi llegado el nuevo siglo con el dominio de Schumacher. Hasta entonces iba detrás de Ford/Cosworth en motores campeones y de Williams en títulos de constructores, empataba además con McLaren y solo un título por delante de Lotus.

Con el K√°iser, especialmente junto al fiel escudero Barrichello, la scuderia de Maranello entr√≥ en una recta de varios t√≠tulos, acelerada por los resultados del d√ļo Raikkonen y Massa, hasta llegar otra vez a una fase de curvas imposibles, sin conquistas desde entonces. Queda por ver si Sainz y el monegasco Leclerc devolver√°n a Ferrari a lo m√°s alto del p√≥dium entre pilotos y equipos.

UN PREMIO ASEGURADO

También nos preguntamos cuándo volveremos al pódium en toda esta situación que vivimos de incertidumbre ante un rival difícil de batir. Mientras, intentamos devolverle al virus el adelantamiento que nos hizo. Parece que ya vamos a la par, casi recuperando la primera posición, pero hay que hacer que frene antes que nosotros, para que tras esa curva que deseamos aplanar nos veamos siempre por delante.

Así también, en toda nuestra vida cada uno se depara con su gran rival, uno mismo, que nos frena en las curvas y nos hace dudar de la capacidad de llegar a la meta y obtener el premio. De hecho, de eso habla mucho en la Biblia alguien que parecía ser un fan de las carreras, el apóstol Pablo. Quizás no tanto de las de cuadrigas de su tiempo, lo más parecido a los grandes premios de coches que tenemos hoy, sino más del atletismo.

Y es que Pablo utiliza las carreras como analog√≠a de la vida en diversos momentos, y en su ret√≥rica nos habla de una meta, que es Jesucristo, la cual es la que realmente nos da una victoria indiscutible, un premio eterno para los que corren con sus buenas noticias. Y Jesucristo es nuestro compa√Īero o, mejor dicho, el que realmente va conduciendo, quien de verdad nos gu√≠a por el camino angosto, el que nos capacita a cumplir el trayecto sin desviarnos de la ruta y completar la carrera siendo m√°s que vencedores.

Quizás lo que estamos pasando hoy se parezca más a un rally, como el Dakar, en el que varias veces triunfó Carlos Sainz padre, con baches que fuerzan la suspensión y dunas que pueden hacer volcar. O quizás sea más parecido a un Ironman disputado campo a través bajo un sol de verano. Pero podemos estar seguros de que con Dios, pase lo que pase, hay un premio asegurado.

Autor: Mateus Rodrigues*.

Mateus*Mateus Rodrigues de Mendon√ßa es periodista. Nacido en Brasil, vive en Espa√Īa desde 2003. Desde 2013 forma parte del equipo de Radio Encuentro (Canal de Vida), y tambi√©n colabora con publicaciones del √°mbito protestante de ambos pa√≠ses, entre ellas Actualidad Evang√©lica.

"La realidad aumentada es un concepto de las nuevas tecnolog√≠as que consiste en 'superponer informaci√≥n' sobre una imagen real para enriquecer la visi√≥n de la misma con datos e informaci√≥n complementaria. ¬ŅNo es precisamente eso la 'opini√≥n' sobre una noticia de actualidad?"

¬© 2020 - Nota de Redacci√≥n: Las opiniones de los autores son estr√≠ctamente personales y no representan necesariamente la opini√≥n o la l√≠nea editorial de Actualidad Evang√©lica.

Otros Artículos de Mateus Rodrigues

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POL√ćTICA DE COOKIES puede obtener m√°s informaci√≥n sobre las mismas.

Para la instalación de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: