EUROPA / LIBERTAD RELIGIOSA

Las iglesias de Montenegro obtienen una renovaci贸n de la libertad religiosa

( 1 Voto )
a / A
Larger Font Smaller Font

La disputa entre la iglesia ortodoxa y el gobierno por las propiedades eclesiales que provoc贸 protestas masivas en los Balcanes termina, por ahora, con un fortalecimiento de los derechos religiosos de los evang茅licos y otras religiones.

20210127 1

(CT, 22/01/2021) La segunda naci贸n m谩s nueva de Europa hizo un segundo esfuerzo esta semana para lograr una mayor libertad religiosa.

Y los evang茅licos en Montenegro, la naci贸n balc谩nica independiente de Serbia desde 2006, no podr铆an estar m谩s complacidos.

鈥淓sta es una gran bendici贸n, estamos fuera de la zona gris y trasladados a la existencia legal鈥, dijo Sinisa Nadazdin, pastora de la Iglesia del Evangelio de Jesucristo ubicada en la ciudad capital de Podgorica.

鈥淎ntes se nos toleraba, pero ahora conocemos nuestros derechos y deberes鈥.

Los evang茅licos montenegrinos tambi茅n estaban complacidos con la primera versi贸n de la nueva ley hace un a帽o. Pero entre medias, el controvertido texto dividi贸 al 75 por ciento de la comunidad ortodoxa de Montenegro y casi destroz贸 a la naci贸n.

Aprobada en medio de una gran pol茅mica el pasado mes de febrero, por legisladores alineados con el Partido Dem贸crata Socialista (que dirig铆a el gobierno regional cuando la naci贸n era parte de Serbia), los pol铆ticos de etnia serbia abandonaron la sesi贸n parlamentaria en se帽al de protesta.

No se trataba de las disposiciones generales de la ley, que garantizaban el derecho a cambiar de religi贸n, a establecer escuelas religiosas por encima del nivel elemental ya oponerse conscientemente al servicio militar. Reemplazando una ley de la era comunista de 1977, tambi茅n facilitaba los procedimientos de concesi贸n de licencias y permit铆a el liderazgo de extranjeros y las sedes internacionales.

M谩s bien, una cl谩usula de la ley de libertad religiosa exig铆a que todas las comunidades religiosas proporcionaran pruebas de la propiedad de las propiedades construidas antes de la integraci贸n de Montenegro en el Reino de Yugoslavia en 1918.

Los cr铆ticos lo interpretaron como un desaf铆o a la Iglesia Ortodoxa Serbia.

De no hacerlo, se transferir铆a la propiedad de cientos de iglesias y monasterios antiguos al estado, que se considerar铆a parte del patrimonio cultural de Montenegro.

El liderazgo de la Iglesia reuni贸 a los fieles en protestas durante todo el a帽o. El resultado final fue una estrecha victoria electoral para una alianza de partidos de oposici贸n, incluido el Frente Democr谩tico de etnia serbia.

Su primera prioridad fue cambiar la ley de libertad religiosa.

鈥淓ste es el 'A帽o de la Justicia' en Montenegro鈥, dijo a CT Vladimir Leposavic, reci茅n nombrado Ministro de Justicia y Derechos Humanos y de las Minor铆as.

鈥淣uestras enmiendas son un ejemplo de c贸mo lucharemos por el estado de derecho, con normas claras y sin discriminaci贸n鈥.

Con el fin de fortalecer a煤n m谩s la ley, las enmiendas tambi茅n especificaron el derecho de una comunidad religiosa a tener sus propias ense帽anzas, a elegir a sus propios l铆deres y a crear organismos afiliados. A jud铆os y musulmanes se les permite dietas especiales en escuelas, c谩rceles e instituciones p煤blicas como la polic铆a y el ej茅rcito.

Y como una bendici贸n para los movimientos m谩s peque帽os, solo se requieren tres personas para establecer una comunidad religiosa.

Dentro de la poblaci贸n de la naci贸n de 620.000 h, aproximadamente el 45 por ciento son de etnia montenegrina, el 30 por ciento son de etnia serbia y el 17 por ciento son musulmanes de etnia bosnia y albanesa.

Los evang茅licos cuentan entre 200 y 300 fieles, que adoran en seis iglesias registradas. Otras no tienen intenci贸n de registrarse, y la nueva ley tambi茅n les otorga este derecho.

Pero el Partido Dem贸crata Socialista (DPS por sus siglas en ingl茅s), que busca deshacer los cambios, pronto lo recurrir谩 ante el Tribunal Constitucional de la naci贸n.

鈥淓l antiguo r茅gimen est谩 utilizando todos los mecanismos del poder para hacer las cosas dif铆ciles鈥, dijo Nadazdin. 鈥淓l nuevo gobierno tendr谩 que trabajar muy duro para desmantelar las estructuras anteriores鈥.

El presidente Milo Djukanovic, quien sigue siendo el jefe de estado aunque su partido perdi贸 el control del parlamento el a帽o pasado, inicialmente se comprometi贸 a cooperar.

Pero la votaci贸n de esta semana fue en realidad una confirmaci贸n de una aprobaci贸n anterior, el 28 de diciembre. Esta vez se reuni贸 con miles de manifestantes de etnia montenegrina que gritaban "隆Traici贸n!" Despu茅s de que los legisladores alineados con el DPS boicotearon la sesi贸n el mes pasado, Djukanovic la remiti贸 al parlamento para una mayor discusi贸n.

Seg煤n Leposavic, esta regla rara vez se hab铆a utilizado en la historia de Montenegro. El Presidente tambi茅n rechaz贸 la destituci贸n de jefes del ej茅rcito y embajadores prominentes.

Y utilizando el derecho constitucional de 26 miembros para remitir cualquier ley al tribunal superior, la ley de libertad religiosa permanece en el limbo.

El mes pasado, la presidenta de la Corte Suprema, Vesna Medinica, renunci贸 en respuesta a las cr铆ticas de la Uni贸n Europea (UE) de que hab铆a permanecido en el cargo m谩s all谩 del l铆mite de dos periodos de servicio legalmente establecidos.

Montenegro ha buscado ser miembro de la UE desde 2012 y se uni贸 a la OTAN en 2017. Si bien los nuevos partidos gobernantes han preocupado a algunos ciudadanos con promesas de mejores v铆nculos con Serbia y Rusia, tambi茅n han prometido una integraci贸n continua en Europa.

Leposavic expres贸 que no tem铆a que la ley fuera anulada.

鈥淓xiste una preocupaci贸n leg铆tima de que algunos miembros de la corte puedan estar conectados con el antiguo r茅gimen y no sean objetivos鈥, dijo el ex becario Fulbright de la American University, donde se especializ贸 en derecho internacional de los derechos humanos.

鈥淧ero deben justificar su decisi贸n, y no hay posibilidad de que alguna parte de esta ley pueda ser vista como discriminatoria鈥.

Sin embargo, no todos los evang茅licos apoyan la eliminaci贸n de la cl谩usula de propiedad de 1918.

鈥淟a ley claramente est谩 complaciendo a la iglesia ortodoxa serbia鈥, dijo un pastor, quien solicit贸 el anonimato para compartir este punto de vista por no ofender a los ortodoxos con quienes comparte a Cristo.

"Crea una posible v铆a legal para que los edificios comprados con dinero del gobierno pasen a ser propiedad de una iglesia con sede legal en Belgrado".

Pero en general, la ley es "beneficiosa" para los evang茅licos, dijo.

Sin embargo, mientras que el gobierno prometi贸 que consultar铆a con todas las comunidades religiosas antes de redactar las enmiendas, Stanisa Surbatovich, una de los dos pastores evang茅licos montenegrinos de la naci贸n, dijo que era "decepcionante" que se pasara por alto a los evang茅licos.

Pero Leposavic elogi贸 el alcance general del gobierno.

鈥淓n cinco d铆as, este gobierno ha hecho m谩s por el di谩logo con las comunidades religiosas que el anterior en cinco a帽os鈥, dijo. "Ahora tenemos una oportunidad real de celebrar el multiculturalismo en Montenegro".

Leposavic, exasesor legal de la Iglesia Ortodoxa Serbia, admiti贸 que hab铆a un plazo breve para la consulta. Pero como creyente ortodoxo, desde su nombramiento como ministro de justicia se ha distanciado de la iglesia para enfatizar su imparcialidad.

鈥淧ru茅benme鈥, les dijo a las comunidades religiosas, llamando por tel茅fono y visit谩ndolas fren茅ticamente. "S茅 que es un per铆odo corto de tiempo, pero estamos listos para adoptar todo de acuerdo con la Constituci贸n".

Aun as铆, representantes de las comunidades musulmana, cat贸lica y jud铆a se quejaron de no tener tiempo para presentar declaraciones oficiales. La Iglesia Ortodoxa de Montenegro, un organismo disidente no reconocido por otras iglesias ortodoxas orientales, tambi茅n dijo que fue ignorada.

Los evang茅licos enviaron una carta de "oye, nosotros tambi茅n estamos aqu铆", dijo Nadazdin. Firmado por las seis congregaciones evang茅licas registradas y la Iglesia Adventista del S茅ptimo D铆a, not贸 la omisi贸n, pero se帽al贸 una buena voluntad positiva para trabajar con el ministerio.

Leposavic declar贸 que no se puso en contacto con la Iglesia ortodoxa montenegrina porque su posici贸n estridente en contra de la eliminaci贸n de la cl谩usula de propiedad era bien conocida y no deseaba provocarlos m谩s.

Y no es posible ceder el control del patrimonio nacional a una iglesia con sede en el extranjero, dijo. El derecho can贸nico de la Iglesia Ortodoxa Serbia establece que todas las propiedades son propiedad de la di贸cesis.

En cuanto a los evang茅licos, Leposavic le dijo a CT que, 鈥渆nriquecen la vida de Montenegro al conectar a la naci贸n con las contribuciones de la Reforma Protestante鈥.

鈥淪u mayor contribuci贸n es existir, y cuando lo hacen, la flor es m谩s hermosa鈥, dijo. 鈥淓speran tener mejores relaciones y tenemos que ayudarlos鈥.

Nadazdin cree que Leposavic conoc铆a la postura evang茅lica general hacia la ley a trav茅s de contactos compartidos con funcionarios de la iglesia ortodoxa. Y comprende que el ministro de justicia ten铆a asuntos m谩s urgentes que reunirse con una comunidad tan peque帽a.

Pero si bien ve indicios de que el nuevo gobierno seguir谩 adelante para implementar la ley de una manera que nunca se hizo bajo el antiguo r茅gimen, "se necesitar铆a mucho valor" para afirmar la confianza.

Hasta cierto punto, dijo Nadazdin, los evang茅licos reflejan la divisi贸n 茅tnica nacional en su respuesta al gobierno. Pero est谩 el problema adicional de la oposici贸n tradicional de la iglesia ortodoxa.

Con un gobierno alineado tan estrechamente con los obispos serbios, la desconexi贸n entre la consulta proclamada y la realidad actual pone nerviosos a los pastores.

Leposavic dijo que se encontr贸 con el escepticismo de las iglesias, arraigado en la larga historia de Montenegro con el comunismo. Sabe que debe escuchar mejor que el r茅gimen anterior y ser objetivo.

"Creo que merecen una oportunidad", dijo Nadazdin.

"Como evang茅licos, esto es lo m谩s lejos que hemos llegado".

Fuente: Christianity Today / JAYSON CASPER | Traducci贸n: Actualidad Evang茅lica

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POL脥TICA DE COOKIES puede obtener m谩s informaci贸n sobre las mismas.

Para la instalaci贸n de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: