20150702-4d
ferede logo_twitter logo_Facebook logo_yt
CIUDAD REAL

Juan Calderón Espadero, por fin vindicado

( 1 Voto )
a / A
Larger Font Smaller Font

Un libro escrito por José Moreno Berrocal y Ángel Romera, rescata del olvido al “primer cervantista manchego y primer periodista protestante español”.

20170428-2

(CIUDAD REAL, 25/04/2017) La librería-café La Madriguera acogía este miércoles la presentación del libro Juan Calderón Espadero, primer cervantista manchego y primer periodista protestante español, escrito por José Moreno Berrocal y Ángel Romera Valero y publicado por Editorial Peregrino.

Esta obra, una edición del Consejo Evangélico de Castilla La Mancha (CECLAM) y de la Fundación Pluralismo y Convivencia, incluye dos obras completas de Juan Calderón: la edición crítica de su Autobiografía (1828), teniendo en cuentas las traducciones inglesas de James Thomson (1849) y francesa de Joseph Nogaret (1880), así como la clásica edición de Luis Usoz (1855), entre otras, y la Respuesta de un español emigrado a la carta de padre Areso (Burdeos, 1841), así como una antología selecta de su libro Cervantes vindicado en 115 pasajes (1854).

Calderón ostenta el honor de ser el primer periodista protestante en lengua española, junto a José María Blanco White.

Hay mucha historia inédita entre los que Menéndez Pelayo llamó heterodoxos de la cultura española; “que son, en realidad, la otra mitad de la cultura española oscurecida por la que siempre ha querido ser la única o la propietaria del país”, comentaba Ángel Romera, uno de los autores, momentos antes deL comienzo de la presentación.

Calderón ostenta el honor de ser el primer periodista protestante en lengua española, junto a José María Blanco White. Ejerció está labor en Londres, en el exilio, “pues aquí, como protestante, no podía editar revistas como El examen libreEl catolicismo neto”.

Asimismo, subrayaba Romera, se trata del primer cervantista manchego y uno de los pocos autores de estos pagos de principios del XIX cuyas obras fueron traducidas al inglés y al francés.

José Moreno Berrocal destacaba el “injusto” trato que recibió calderón por profesar el protestantismo. “No se quiso saber nada” de su trabajo “porque no pertenecía a la Iglesia Católica”. Por ello, considera que esta obra es “un acto de justicia”: la recuperación de la memoria de uno de los heterodoxos españoles.

Su gran empeño fue poner en valor a los españoles del siglo XVI que abrazaron la Reforma protestante.

Uno de los méritos de esta publicación, apunta Moreno Berrocal, es haber incluido su autobiografía. “Resulta fascinante poder leer sus palabras, de un castellano lúcido, que ha bebido de Cervantes, y que todos identificamos con facilidad”, resaltaba.

Calderón fue un sacerdote católico, pero se convirtió al protestantismo en Bayona en 1824. Allí, exiliado, vivió una situación “muy difícil”, llegando a considerar el suicidio. Sus principios ateos no le ofrecían “ninguna consistencia” porque ya había abandonado las creencias católicas. Entonces, encontró “consuelo y sentido” en la fe evangélica.

Su gran empeño fue poner en valor a los españoles del siglo XVI que abrazaron la Reforma protestante. Calderón, recalca Moreno Berrocal, es un continuador de esa labor y recupera a escritores, como al conquense Juan Valdés, “injustamente olvidados”, tal como le ocurriría a él después por idéntico motivo: profesar una fe distinta a la católica. Además, creó varios núcleos protestantes por toda España, como en Sevilla o Granada.

Por último, pone el acento en las reflexiones de Calderón sobre la Biblia, acerca de cómo los textos “nos ponen en contacto directo con Dios, “sin necesidad de mediación por parte de la Iglesia o de los santos”.

Fuente: www.miciudadreal.es / Eusebio García del Castillo / Edición: Actualidad Evangélica

#500REFORMA

HUMOR

LA VIÑETA DE EL ROTO

No fuera a ser...

News image
Ver + en: Humor...
  • TAL DÍA COMO HOY

MANIFIESTO POR LA LIBERTAD RELIGIOSA

aev0261
banner_mundoprotestante
banner_radioencuentro
banner_bntv

Acceder