ferede logo_twitter logo_Facebook logo_yt ivoox logo_RSS
ALENAR / POR EMMANUEL BUCH

Loado sea el hermano Humor

( 2 Votos )
a / A
Larger Font Smaller Font

emmanuel-200(EMMANUEL BUCH, 16/04/2014) |  La Biblia enseña que el fruto del Espíritu Santo tiene, al menos, nueve manifestaciones (Gál.5.22-23). Si pudiera añadir una más, yo escogería el buen humor porque siempre me ha parecido una evidente manifestación del Espíritu Santo. No el gozo (alegría), que es un concepto teológicamente más complejo y sofisticado, sino el sencillo hermano buen humor.

Hay personas a las que parece que los zapatos les aprietan siempre, que te miran y parece que te están riñendo, que te hacen preguntarte: “¿qué habré hecho mal?” Decimos demasiado deprisa: “¡Esto no es serio!” “¡Qué vergüenza”! respecto de situaciones que pierden todo dramatismo si las miramos con una pizca de buen humor. Muchas cosas que parecen indignantes, insoportables, como para rasgarse las vestiduras, en nuestras circunstancias y en nuestras relaciones, se diluyen, se reducen a anécdotas y traen una sonrisa al rostro si sólo podemos mirarlas con una pizca de buen humor.

Falta humor, como falta amor en la vida. Ya se lamentaban los Presuntos Implicados: Para estos casos no hay humor, no, no hay humor. Para estas cosas no hay humor, no, no hay humor. Qué lamentable confundir el rigor existencial con el “rigor mortis”. Algunos sienten que siempre hay que tomarse las cosas más en serio; yo, por el contrario, conforme sumo experiencia y años, me arrepiento de no haber sabido tomar mis circunstancias, mis relaciones, y a mí mismo con más humor, con mejor humor. Porque el buen humor, como el amor, es de Dios.

I. EL BUEN HUMOR NACE DE DIOS. “Dios quiere que estemos alegres, aborrece la tristeza; porque si deseara que estuviéramos tristes, no nos regalaría el sol, la luna y los frutos de la tierra, dones que nos tiende para nuestra alegría; al contrario, habría hecho todo tenebroso y no permitiría más salidas de sol ni retornos del verano.” (Lutero)

Podemos decir que “el cristianismo es la ‘religión’ de la alegría.”[1] Dios es feliz, rebosa de alegría, de gozo, … de buen humor. Del mismo modo sus hijos estamos llamados también al buen humor, a la alegría, porque ésta: “Brota de la proximidad inmediata y decisiva del Señor, de la comunión de la criatura reconciliada con Dios e invitada a participar de las maravillas divinas y a contemplar la gloria de su Creador.”[2] El mensaje es insistente: “gozaos y regocijaos”(Fil.2,18) “¡gozaos en el Señor” (3,1); “Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!” (4,4); “Estad siempre gozosos” (1ªTes.5,16).

20140416-5

II. EL BUEN HUMOR NACE DEL AMOR. El buen humor no es cualquier cosa, no nace de una persona superficial; al contrario, nace del Espíritu Santo y tiene mucho que ver con el amor; el buen humor es fruto de un corazón amoroso, y se derrama como una mirada compasiva, paciente, indulgente hacia todos. Qué saludable es que podamos “juzgar” a los otros en sus fallos, torpezas, debilidades, con buen humor. Esa mirada bien-humorada, esa mirada compasiva hacia los demás, nace del amor. Puedes convertirte en el “azote” de tus semejantes, siempre fastidiado por sus errores, o puedes reírte con ellos. Tú decides, depende de ti. “Puedes encontrar en cada uno de tus prójimos aquello que quieras resaltar. Tienen grandezas y tienen miserias, hay bondad y hay maldad, ni todo es negro ni todo es blanco, ni tan siquiera gris. Lo que quieras ver en ellos, eso es lo que verás.”[3]

En otras palabras, el buen humor es “sabiduría del amor”. “Carecer de humor es carecer de humildad, de lucidez, de liviandad, es vivir demasiado lleno de uno mismo, demasiado engañado por uno mismo, es ser demasiado agresivo o demasiado severo y, por ello, carecer de generosidad, de dulzura, de misericordia.”[4] ¿Quién quiere algo así para uno mismo? ¿Quién quiere tener cerca a alguien así? “No te acerques a una cabra por delante, a un caballo por detrás, ni a un carente de humor por ningún sitio.” Por el contrario, el buen humor le hace bien a uno y le hace bien a los que están alrededor.

III. CULTIVAR EL BUEN HUMOR. Este buen humor es una virtud espiritual que viene de lo Alto como un obsequio, pero que a la vez podemos cultivar:

1. La verdadera disposición para el buen humor se hace robusta cuando nos deleitamos en Dios. La razón para cambiar nuestra visión de la vida y del mundo es el Evangelio mismo, el anuncio de que Dios es “el eterno Enamorado de nuestra alma.”[5] El amor de Dios es incansable, eterno: “Con amor eterno te he amado” (Jer.31,3; Jn.3,16). Ese amor nos cautiva en Dios y la alegría que viene de esa relación lo resiste todo, nada la puede arruinar. Como se escuchaba hace un tiempo en el mundillo evangélico: “Sonríe, Dios te ama”; o como decía una pintada en la fachada de una parroquia de Valencia hace años: “No pongas cara de muerto, Él vive”. ¡Sí! ¡Cristo ha resucitado! ¡Jesús es el Señor! Esa verdad cambia radical y positivamente (bien-humoradamente) la actitud ante la vida y para todas las relaciones.

2. “Llevar cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (2ªCor.10,4-5). No nos amargan las circunstancias o las personas (salvo casos extremos), nos amargamos nosotros mismos cuando nos dejamos amargar con pensamientos amargos, negativos, acobardados, … Hay que aprender a detener esos pensamientos “en el umbral de nuestra mente”, combatirlos para impedir que hagan raíz en nuestra alma y contaminen nuestra vida y actitudes. Todo pensamiento que no responda a la verdad del Evangelio o que sea contrario a la voluntad del Señor Jesús debe ser rechazado cuanto antes.

3. “En esto pensad” (Filip.4,8-9). El lugar libre que queda en el alma al negarse a todo lo oscuro y negativo, hay que llenarlo de todo lo bueno, limpio, hermoso, que viene de Dios (Col.3,16). Algunos creen que son más sabios o profundos porque se fijan más en todo lo oscuro; están equivocados, cuando el alma se centra en todo lo luminoso que es de Dios, la persona resplandece

Goethe advirtió: “Alegría y amor son las alas de las grandes empresas”. El buen humor nos capacita para ser “personas equilibradas, capaces de enfrentar las crisis con madurez, aptas para solucionar los inevitables problemas de la vida, útiles para contribuir al bienestar de los demás, libres de disturbios emocionales, hábiles para convertir nuestras preocupaciones en ocasión para la fe.”[6] No me gustan los excesos pero, la verdad, prefiero pecar con la “risa santa” que con el “santo rigor”; nada muestra mejor el espíritu sano que disfruta una persona o una comunidad que su capacidad para el buen humor.

“No hay desgracia más grande que sentirse uno mismo desgraciado. (…) Sonríe; es mejor sonreír para que las inevitables penitas de la vida se vayan evaporando por ese intenso calor de tantas cosas, por las que tendríamos que estar contentos y agradecidos.”[7] Este asunto tiene que ver con el fruto del Espíritu Santo, de manera que es piadoso aspirar a que siembre un carácter consagrado, comprometido, pero también una pizca de buen humor, unas gotitas de indulgencia ante las cosas y para los semejantes. Esa es la clave para las relaciones humanas que honran de verdad al Dios del amor, de la compasión (Sal.119,89-92 -NVI). Satanás no tiene sentido del humor, por eso recuerda: “quien sonríe primero sonríe dos veces”[8]


[1] Norma C. de Deiros: ¡Sonríe, hermano! Miami: Editorial Caribe, 1988. Pg. 31.

[2] Norma C. de Deiros: ¡Sonríe, hermano! Op. Cit. Pg. 27.

[3] Juan Luis Rodrigo: Fruta nueva. Madrid: Sociedad bíblica, 1996. Pg. 251.

[4] Carlos Díaz: La virtud de la alegría. México: Editorial Trillas, 2002. Pg. 49.

[5] Richard Foster: La Oración. Betania, 1994. Pg. 89.

[6] Norma C. de Deiros: ¡Sonríe, hermano! Op. Cit. Pg. 73.

[7] Juan Luis Rodrigo: Fruta nueva. Op. Cit. Pg. 104.

[8] Carlos Díaz: La virtud de la alegría. Op. Cit. Pg. 63.

Autor: Emmanuel Buch Camí, Abril 2014

© 2014. Este artículo fue publicado originalmente en el Blog del autor, y se reproduce en este espacio con permiso expreso del mismo. Las opiniones de los autores son estríctamente personales y no representan necesariamente la opinión o la línea editorial de Actualidad Evangélica.

Otros Articulos de Emmanuel Buch

HUMOR

Ver + en: Humor...

Noticias de FEREDE

Ferede

News image
MADRID / TELEVISIÓN

Telemadrid ofrece a FEREDE un espacio para la emisión de un programa semanal

El acuerdo, que aún no está cerrado, sería en principio por dos años. RTVM aportaría toda la logística y soporte ... [+]

Ferede

News image
“NUEVA NORMALIDAD AL DÍA”

COVID-19: Actualidad Evangélica inaugura un nuevo segmento con las recomendaciones de FEREDE para las iglesias siempre actualizadas

Dado el carácter cambiante de las medidas que la autoridades autonómicas o municipales vienen adoptando por los rebrotes, la Federación ... [+]

Ferede

News image
COMUNIDAD DE MADRID / MEDIDAS POR REBROTES COVID-19

FEREDE y CEM aclaran en un comunicado conjunto que las nuevas medidas contra los rebrotes en Madrid no afectan al aforo en los cultos presenciales

La limitación establecida en la nueva orden 920/2020 de 28 de julio por la Consejería de Sanidad de la CAM ... [+]

Ver + en: Ferede
  • Lo + Leído

  • Últimas Noticias

DESTACADOS DE ACTUALIDAD EVANGÉLICA

LA IMAGEN /

suscribete_newsletter
publicidad_banner
banner_mundoprotestante
banner_bntv
banner_radioencuentro

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POLÍTICA DE COOKIES puede obtener más información sobre las mismas.

Para la instalación de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: