ferede logo_twitter logo_Facebook logo_yt ivoox logo_RSS
OPINIÓN / POR MÁXIMO GARCÍA RUIZ

PROTESTANTISMO Y CRISIS III - La ética protestante en el siglo XXI

( 1 Voto )
a / A
Larger Font Smaller Font

"[Según los indicadores actuales] ... el fenómeno vinculado en la Europa de los siglos posteriores a la Reforma calvinista con una determinada ética protestante, no es aplicable al siglo XXI"

20221027 4 copy

Máximo García es el autor de "Protestantismo y Crisis" / Publidisa, Sevilla 2013, 357 páginas

(Máximo García Ruiz, 27/10/2022) Iniciamos esta serie con nuestro libro (Publidisa:2010), haciendo memoria del fenómeno socio-religioso producido en una parte de Europa a partir del siglo XVI, bajo la influencia de la doctrina protestante en general y calvinista en particular que, a juicio del análisis llevado a cabo por el sociólogo Max Weber (1864-1920) produjo en los ámbitos de influencia protestante lo que denomina como que, a su juicio, explica el cambio de paradigma en los países afectados, logrando un nivel económico positivo, altamente diferenciable de lo ocurrido en los países del sur, bajo la influencia del catolicismo y de la tradición ortodoxa cuya trayectoria tiende hacia el hedonismo  y la infravaloración del trabajo, considerado como un castigo.

Con nuestro Protestantísmo y crisis II. Reflexiones en tiempos de mudanza, publicado el 5 de octubre de 2022 en la revista digital Actualidad Evangélica, hicimos un análisis de la hipótesis planteada en la publicación anterior, consistente en establecer un posible paralelismo entre lo sucedido en la Europa protestante y la posibilidad de que un fenómeno semejante pudiera presentarse en España en el supuesto de que se dieran unas condiciones semejantes a las que se dieron en la Europa del norte, tomando en consideración la evolución y el conjunto de indicadores socio-religiosos producidos en España en el período transcurrido desde la primera de estas publicaciones hasta nuestros días. La conclusión a la que llegamos fue que no se daban las circunstancias, es decir, el desarrollo tanto numérico como institucional del movimiento evangélico en España en esos años, resultaba insuficiente para propiciar un desarrollo semejante al modelo europeo, por lo que será necesario aplazar una valoración definitiva al tiempo en el que dichos indicadores sean propicios.

Ahora bien, lo que sí podemos hacer es plantear el tema en contextos políticos contemporáneos diferentes, verificando si en países en los que el crecimiento de la población evangélico-protestante ha sido socialmente notable se dé, o se ha dado, un fenómeno socio-religioso semejante al que analiza Weber, a partir de una conducta ética diferenciada positivamente, equivalente en sus efectos y resultados a lo ocurrido en la Europa protestante. Tomamos para ello un país de nuestro entorno cultural, en el que la presencia protestante cumple esos requisitos. Nos referimos a Guatemala, país centroamericano. Bien podrían servirnos a los mismos efectos los Estados Unidos o Brasil en los que, aunque con variantes muy significativas, la población evangélica o es mayoritaria o alcanza un porcentaje de la población muy significativo, unido al hecho de que muchas de las posiciones relevantes están siendo ocupadas por personas de religión evangélica.

***

20221004 4Guatemala es el país centroamericano con mayor porcentaje de evangélicos de América Latina en proporción a su población. A su vez, el que cuenta con el mayor número de habitantes de Centroamérica, en torno a 17 millones. Un país en el que existe una gran desigualdad social, en el que una élite del 5 por ciento controla o posee el 86 por ciento de la riqueza nacional y en el que los niveles de pobreza y desigualdad social siguen siendo elevados.

Al igual que ha ocurrido en toda América latina, en Guatemala hasta fecha reciente, la Iglesia católica no sólo era mayoritaria, sino que ostentaba la condición de religión oficial del Estado; un país sometido, como el resto de los países hispanos de América, a los vaivenes políticos procedentes de la propia convulsión política de la zona unos, o provocados por los criollos y otros colectivos sociales en el propio territorio.

A partir de finales del siglo diecinueve, especialmente a partir del año 1873, fecha de la declaración del decreto de libertad de cultos promovido por el gobierno de la República, situación que se consolidaría con la promulgación de la Constitución de 1985 que declara a Guatemala como estado laico, emergen con fuerza las iglesias evangélicas dando fin a la hegemonía del catolicismo que deja de ser la religión oficial del Estado.

El movimiento protestante ha evolucionado desde entonces, favorecido por las políticas liberales. Tras el golpe de Estado propiciado por la CIA en 1954, los protestantes cayeron momentáneamente en desgracia, aunque no por mucho tiempo. Su recuperación se debió a la rápida pentecostalización de las iglesias evangélicas y a su expansión en áreas indígenas.

La dictadura del general evangélico José Efraín Ríos Montt (1929-2018) imprimiría un sello político definitivo en el protestantismo guatemalteco.  ​ Ríos Montt fue un político, dictador y militar, jefe de Estado entre 1982 y 1983, posición a la que llegó a través de un golpe de Estado. Ríos Montt es considerado uno de los representantes más duros de los gobiernos militares de Centroamérica, fue juzgado y fue declarado culpable por genocidio; sin embargo, la sentencia fue anulada por fallos durante el procedimiento del juicio, que no pudo ser concluido debido a su muerte.

La evolución del catolicismo y del protestantismo ha sido inversamente proporcional. En la medida en la que la influencia católica en la población guatemalteca comienza a disminuir se incrementa el auge de las iglesias protestantes, cuyo crecimiento ha sido imparable desde entonces, a pesar del apoyo al catolicismo recibido desde el Vaticano, con la visita a Guatemala de Juan Pablo II en tres ocasiones.

Ofrecemos el resultado de una encuesta que muestra el mapa actual de las religiones en Guatemala, aunque echamos en falta en esa información una referencia específica a las religiones étnicas, especialmente la maya, si bien se trata de un grupo religioso minoritario en la actualidad; algo semejante referido al islam que nos consta cuenta con una colonia de seguidores, cuya dimensión no ha sido tomada en consideración en la encuesta mencionada.

Cuadro estadístico año 2020

Evangélicos/protestantes………………………………….      42,8%

Catolicismo…………………………………………………        41.2%

Ninguna…………………………………………………….          13,3%

Mormonismo………………………………………………..       1,5%

Adventismo…………………………………………………          0,7%

Testigos de Jehová…………………………………………..      0,4%

Ateísmo………………………………………………………        0,3%

No sabes, otros y no responde……………………………….  0,8%

                           100,0%

Fuente: Latinobarómetro de 2020. Muestra de octubre a diciembre de 2020.       

La Alianza Evangélica calcula que hay más de 40 mil iglesias en Guatemala. Según ese cálculo hay 96 iglesias evangélicas/puntos de misión por cada parroquia católica del país, aparte de los miles de extensiones misioneras como lugares de culto que están registradas a través de sus respectivas iglesias-madre. Destacan, a título de ejemplo, tres mega iglesias:

. Fraternidad cristiana

. Casa de Dios

. El Shaddai

Estas tres iglesias congregan, cada una de ellas, entre 15.000 y 25.000 feligreses cada domingo. Los evangélicos guatemaltecos no tienen un partido político propio, pero su voto es decisivo en las elecciones.

La configuración política de la población está claramente orientada hacia la derecha y centro derecha. En las elecciones celebradas en el año 2019, el reparto de los 160 escaños con que cuenta la Cámara fue el siguiente:

. Partidos de derecha: 121 más 23 de centro derecha.

. Partidos de izquierda: 8 más otros 8 de centro izquierda.

Alejandro E. Giammattei es el actual presidente de la República de Guatemala, desde enero de 2020. Giammattei es médico de profesión y católico de religión. Ha mantenido una posición contraria al aborto, al matrimonio entre personas del mismo sexo, y se muestra a favor de aplicar la pena de muerte y es favorable al uso militar en la seguridad ciudadana. Es considerado conservador y de derechas.

Es de interés tomar en consideración el poder político, económico y social de las iglesias. La presencia de los evangélicos, por lo regular más movilizados socialmente que los católicos -salvo los colectivos vinculados con la teología de la liberación- se han convertido en entidades espiritual y políticamente influyentes en la sociedad guatemalteca.

La Iglesia católica, por su parte, ha pasado de ser una gran propietaria de haciendas, ganado, casas y otras riquezas, al punto de que era la mayor propietaria de esclavos, a estar en el ojo del huracán de los movimientos sociales y guerrilleros reivindicativos, hasta el punto de haber sufrido muchos de sus sacerdotes acciones terroristas que ha costado la vida a muchos de ellos. Simultáneamente el Estado la ha privado de muchos de los privilegios que venía ostentando históricamente. Ahora bien, con la llegada de la teología de la liberación un sector de la Iglesia católica experimentó un cambio notable en su ideología; de ser conservadora y pasiva, aliada con el poder, a promover la reivindicación social, especialmente en el sector indígena.

La guerra civil, también llamada conflicto armado interno en Guatemala, fue un largo conflicto bélico entre 1960 y 1996 que influyó definitivamente en su configuración social y religiosa. Las iglesias evangélicas adquirieron mayor protagonismo elevando exponencialmente el número de sus seguidores. El movimiento evangélico desarrolló una considerable obra social entre los pobres y los perseguidos, atrayendo a sus iglesias a muchos colectivos anteriormente católicos. Para llevar a cabo la ingente labor de desarrollo social realizada por las iglesias evangélicas, resultó notable la ayuda de las iglesias de los Estados Unidos. Junto a la ayuda social fue asumida también su ideología. Los analistas de este proceso de crecimiento excepcional añaden un elemento más, de relevancia: la presencia activa de la teología de la prosperidad.

***

Somos conscientes de que la información que circula por internet no siempre tiene credibilidad suficiente y que, por ello, es recomendable someterla a procesos de verificación; sin embargo, en este caso, vamos a servirnos de dicha información a la hora de detectar el impacto social de algunos personajes relevantes, precisamente por ser éste el medio de mayor difusión y, sobre todo, de mayor permanencia de la información en los medios y, consecuente, de mayor alcance.

Tratamos de descubrir el testimonio referido a la ética personal proyectada por actores pertenecientes al colectivo evangélico del que, en su conjunto, podemos inferir el posible alcance de la ética colectiva que pudiéramos definir como ética protestante.

El primero de los casos a los que hacemos referencia se ocupa de uno de los pastores más influyentes de Guatemala. No es el único caso de corrupción o defraudación de impuestos que recoge internet. Nos fijamos en la noticia y omitimos el nombre, por no centrarse nuestro interés en la persona a la que hace referencia sino en el hecho en sí:

C.E.L., más conocido como XY, el fundador y pastor líder de la iglesia evangélica L.C.D --una de las mega iglesias de Latinoamérica-- presuntamente recibió dinero de la convicta narcotraficante guatemalteca, Marlory Chacón Rossell, alias `La Reino del Sur´…”.

Y en torno a esta noticia los medios se explayan en aportar datos e información al respecto.

Añade el informante:

“El pastor C.E.L. no viene de una familia adinerada, pero, dicen, viaja en su propio jet, un Westwind israelí cuyo precio de venta inicial es 595.000 dólares. La voz popular dice que […] tiene terrenos en varios barrios privados de Guatemala. Usa relojes Rolex y Cartier que valen varios miles de dólares. Una de sus hijas se casó en el exclusivo Golf Hacienda Nueva Country Club de San José Pinula, donde el pastor tiene membresía. [] dijo una vez en un sermón: el salario que recibes es la justa retribución por tu trabajo".

Internet recoge casos de fraude fiscal por parte de algunos pastores, cuyos nombres y circunstancias omitimos igualmente. Sensu contrario, encontramos información radicalmente diferente en relación con uno de los grandes problemas endémicos, no sólo en Guatemala sino en la mayoría de los países latinoamericanos: el alcoholismo de los hombres conducente al abandono de las familias y al maltrato machista de las esposas. Tanto en internet como en otras fuentes encontramos testimonios del cambio producido en esas familias a raíz de su incorporación a las iglesias evangélicas; entre otros, el siguiente caso procedente de una persona poco sospechosa de parcialidad:

Una religiosa católica –afirma la periodista-- me dijo una vez que no podía de buena fe oponerse a las conversiones al evangelismo porque eran las esposas quienes arrastraban a sus maridos al templo: allí tendrían una mayor oportunidad para parar de beber y, tal vez, dejarían de golpearlas”.

Efectivamente, el testimonio generalizado apunta hacia ese cambio de conducta en el seno de los colectivos evangélicos, especialmente los más humildes, que acredita la labor que realizan las iglesias.

***

Los indicadores sociales de Guatemala como son el PIB, el respeto a los Derechos Humanos y los niveles de pobreza, muestran que los datos que manejamos son semejantes a los que se aprecian en los países vecinos, destacando en lo que al PIB se refiere que, en 2021, alcanzó un 8%, mientras que las previsiones para 2022 se reducen al 3,4%. En ese mismo año 2021, el PIB en Costa Rica fue del 7,6%, en El Salvador de 10,3% y en México de 4,56%. Y en lo que hace referencia al respeto a los Derechos Humanos destacar que, durante la dictadura del evangélico Ríos Montt, fueron brutal y reiteradamente burlados. Por lo demás, sin grandes diferencias en relación con los países del entorno.

Llama la atención, sin embargo, el nivel de la delincuencia.  Con base en los datos de la Policía Nacional Civil (PNC), al cierre del año 2021, 167,7 personas por cada 100 mil habitantes fueron víctimas de algún hecho delictivo, con una tendencia al alza a medida que se fueron flexibilizando las medidas de contención, sin alcanzar los niveles previos a la pandemia. (Fuente: Análisis sobre la seguridad ciudadana en Guatemala -marzo 2022).

Según la información facilitada por Latin Amercan caribean en el reportaje, “Un paraíso para la delincuencia” (24 de agosto de 2010): “Guatemala es uno de los países más peligrosos del mundo, que supera incluso a México. Sólo en el año pasado fueron registrados 6.500 asesinatos”.

En lo que a la tasa de desempleo se refiere, Guatemala mantiene niveles competitivos con respecto al resto de los países del entorno. En 2021 fue de un 2,2%, mientras que en México se situó en el 3,4%, en El Salvador en 6,3% y en Costa Rica del 15,3%

Al igual que ocurre en el resto de los países centroamericanos, el flujo de la emigración hacia el norte es permanente, con la correspondiente cuota de repatriados. El número de migrantes hacia Estados Unidos se disparó en el año 2021 a pesar de los peligros de la pandemia COVID-19, aumentando la cifra de repatriados desde México y los Estados Unidos, que alcanzó la cifra de 63.304 migrantes.

***

Vistos los datos que anteceden y volviendo al intento de establecer una posible conexión ideológica con lo ocurrido en la Europa protestante que analiza Max Weber, vinculado con la denominada ética protestante, llegamos a las siguientes reflexiones:

1. Los acontecimientos sucedidos en la Europa posterior a la Reforma protestante estuvieron muy influenciados por la religión de la época, tanto en la Europa protestante como en la católica, hasta el punto de que llegaron a librarse guerras cruentas y duraderas por causa de la confrontación religiosa.

2. La Iglesia, cualquiera fuera su denominación, ejercía un liderazgo destacado en el ordenamiento jurídico, ético y social, algo que no se da en la época actual.

3. Para los ciudadanos europeos la pertenencia religiosa se convirtió en el más destacado signo de identidad, algo que tampoco se produce en nuestra época.

4. El principio cuius regio, eius religió, (la religión del rey es la religión del pueblo) excluyente de cualquier principio de libertad religiosa, no sólo era un deber ineludible, sino un reto para la conducta ciudadana.

5. La emergente doctrina calvinista, que elevó el trabajo a una forma de honrar a Dios y la vida austera se convirtió en una expresión de alabanza, arraigó fuertemente en la población protestante, más concretamente en aquella que estaba bajo la influencia del calvinismo, produciendo frutos de prosperidad, algo que no se produce en la actualidad.

6. Aunque en los aspectos teológicos esenciales identificamos protestantes con evangélicos, existen diferencias notables entre los sectores, derivados directamente de la Reforma: luteranos, (Lutero), reformados (Züinglio), calvinistas (Calvino), anabautistas (Reforma radical) por una parte, y los posteriores movimientos pentecostal-carismáticos que, en lugares como Estados Unidos, Latinoamérica, España y también en otras partes del mundo, con sus variantes, se han convertido en el colectivo evangélico-protestante mayoritario.

7. Uno de los distintivos de una buena parte de los colectivos pentecostales emergentes es su identificación con la teología de la prosperidad, mientras que los sectores protestantes históricos, así como pentecostales de primera generación, se identifican con una teología que no vincula necesariamente la fe en Jesucristo con el éxito, sea económico o social. El éxito y el fracaso, la salud y la enfermedad, forman parte de la vida del ser humano, sea creyente o no lo sea. Otra cosa es que una determinada conducta ética y profesional, como fue la percibida por Weber, produzca frutos visibles.

Concluimos nuestra investigación:

. El hecho de que en Guatemala los protestantes-evangélicos-pentecostales se hayan convertido en una mayoría social es un dato real pero insuficiente para establecer un paralelismo con la Europa que analiza Max Weber.

. Si bien algunos de los indicadores referidos a la ética en el colectivo estudiado son favorables, como ocurre con la erradicación del alcoholismo en amplios sectores de conversos, no ocurre lo mismo con otros indicadores que, al margen de que su veracidad pudiera ser o no discutida, han trasladado a la opinión pública una imagen de corrupción que enturbia el testimonio proyectado.

. El indicador referido al elevado nivel de delincuencia en el país, a pesar de su mayoría evangélica, pone en evidencia que tal mayoría no ha producido una transformación social.

. En resumen, el fenómeno vinculado en la Europa de los siglos posteriores a la Reforma calvinista con una determinada ética protestante, no son aplicables al siglo XXI.

Autor: Máximo García Ruiz. / Licenciado en Ciencias políticas y Sociología; Licenciado y doctor en Teología. / Octubre 2022 

© 2022- Nota de Redacción: Las opiniones de los autores son estríctamente personales y no representan necesariamente la opinión o la línea editorial de Actualidad Evangélica.

20120929-1*MÁXIMO GARCÍA RUIZ nacido en Madrid, es licenciado en Teología por la Universidad Bíblica Latinoamericana, licenciado en Sociología por la Universidad Pontificia de Salamanca y doctor en Teología por esa misma universidad. Profesor de Historia de las Religiones, Sociología e Historia de los Bautistas en la Facultad de Teología de la Unión Evangélica Bautista de España-UEBE (actualmente profesor emérito), en Alcobendas, Madrid y profesor invitado en otras instituciones. Pertenece a la Asociación de Teólogos Juan XXIII. Ha publicado numerosos artículos y estudios de investigación en diferentes revistas, diccionarios y anales universitarios y es autor de 29 libros y de otros 14 en colaboración, algunos de ellos en calidad de editor.

Otros Articulos de Máximo García Ruiz

Noticias de FEREDE

Ferede

News image
COMUNICADO DE FEREDE

“Evitemos que la ‘cristianofobia’ de uno (o de unos) sea contestada con la ‘islamofobia’ de otros. Evitemos el discurso de odio”

(Redacción, 26/01/2023) Con motivo de los trágicos sucesos acontecidos en el día de ayer en Algeciras, que han conmocionado a la... [+]

Ferede

News image
AGENDA / MIÉRCOLES 1 DE MARZO 2023

FEREDE convoca a la 66ª Reunión de la Comisión Plenaria

La Asamblea General Anual Ordinaria de la Federación evangélica se convoca para el próximo 1 de marzo en la Primera ... [+]

Ver + en: Ferede
  • Lo + Leído

  • Últimas Noticias

Newsletter AE
publicidad_banner
banner_mundoprotestante
banner_bntv
banner_radioencuentro

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POLÍTICA DE COOKIES puede obtener más información sobre las mismas.

Para la instalación de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: